Chile mantiene su posición ante comida chatarra

Chile ha sido ejemplo para el mundo en muchos aspectos, tanto en educación, cultura y deporte como también en el lado gastronómico y de la salud. Y es justamente mezclando estas dos áreas donde se enfoca este artículo, pues es modelo para el mundo la batalla que el gobierno chileno ha librado contra la comida chatarra o comida basura.

Ante los altos índices de obesidad que se dispararon en el país austral se aplicaron una serie de medidas, que iban en medida de protección sobre todo a los más jóvenes que se sentían atraídos a publicidades engañosas llenas de personajes famosos y colores brillantes.

Estas regulaciones se enfocaron también en la mejoría del diseño de los empaques de estos productos, pues el gobierno busca transformar los hábitos alimenticios de alrededor de 18 millones de personas.

Las medidas comenzaron a implementarse en el 2016 y se han ido endureciendo con el paso del tiempo, haciendo que las principales empresas comercializadoras de cereales azucarados por ejemplo, eliminaran a los principales personajes de las cajas de estos productos, al igual que se prohibió la venta de comida chatarra como chocolate, helados y frituras dentro de las escuelas.

En las medidas que se implementaran dentro de este año, destaca el aumento de impuestos de bebidas con alto contenido azucarado, como las gaseosas por ejemplo, quedando en 18% lo que deben pagar los consumidores, una de las tasas más altas del mundo.

A mediano plazo, se espera que el próximo año los anuncios relacionados con comida chatarra no podrán ser transmitidos por los medios de comunicación tradicionales como la radio, televisión o incluso en las salas de cine en horario de 6 de la mañana a 10 de la noche. Finalmente, se espera que este mismo año entre en vigor la prohibición de publicidad y marketing relacionado a la leche de formula.

Los comentarios están cerrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *